17 diciembre 2009

¿Creer o no Creer en la Responsabilidad Social?

Desde hace años, la Responsabilidad Social es un tema objeto de debates, artículos de prensa o psesudos informes. Es difícil recoger todas las opiniones, pues un día si y otro también, se vierten múltiples noticias relacionadas con ella: Así aparecen informaciones en relación a los beneficios, o por el contrario que la RSC supone un coste para las organizaciones.
Estos debates me hacen reflexionar sobre esta situación, en especial ahora que faltan unos días para iniciar el año 2010. A ello hay que añadir que los medios de comunicación nos hablan de implantar nuevos modelos económicos, de intentar frenar el cambio climático, de las oportunidades y retos de la globalización . En ocasiones, cuando se analiza la percepción que tienen algunos agentes que incluye a empresas y también ciudadanos sobre la RSC.

Me parece como si tuviésemos ante un tema de creencia o no en ella. Parece que no ha sido suficiente la crisis de algunos modelos económicos y los errores en ciertas actuaciones financieras, para saber que es necesario, empezar a actuar bajo premisas de responsabilidad. En este sentido, he decidido recoger 2 aspectos claves:
Beneficios y Retornos:
Existe una máxima en la gestión que afirma: Lo que no se puede medir no se puede gestionar
Por eso quienes trabajan en el campo de la responsabilidad social corporativa pretenden generar una serie de métricas que permitan a las empresas y a los inversores cuantificar los efectos que este nuevo modelo de gestión puede generar y el retorno económico obtenido de su aplicación.
Esta es la razón por la que la consultora McKinsey, en colaboración con el Boston College, han realizado una investigación entre 21 empresas globales entre las que se encuentran Cargill, Coca-Cola, Dow, IBM, KPMG, Marks & Spencer, Nestlé, McDonald’s, Novartis, Intel, Verizon o Telefónica.
El estudio, basado en una serie de encuestas a directores financieros, inversores y responsables de RSC, concluye que los programas de responsabilidad corporativa crean valor para los accionistas cuando existe una métrica, y a través de ella se produce una gestión de los riesgos.
El objetivo último de la investigación ha sido determinar si las áreas de Responsabilidad Corporativa y Medio Ambiente deben entenderse como palancas de gestión en el desempeño de las compañías en el largo plazo.
Alrededor de la mitad de los inversores y los directores financieros encuestados creen que más del 5% de la creación de valor para el accionista es el resultado de la actividad en áreas de sostenibilidad, pero no están considerando este dato en su gestión diaria. Y no lo hacen, porque se trata de asuntos que no se suelen contabilizar.
Comunicación:
Para la gran mayoría de empresas, grandes o pequeñas, está claro que una comunicación eficaz y regular puede tener un impacto directo y positivo sobre los resultados finales, especialmente con la apertura de nuevas oportunidades de negocio. Otras ventajas derivadas de dar a conocer el espíritu empresarial responsable de su empresa pueden ser:
* Mayores niveles de satisfacción y lealtad del cliente.
* Mejora del buen nombre de la empresa, la marca y el producto.
* Reputación.
* Empleados más motivados y productivos.
* Mejores relaciones con la comunidad que le rodea y los poderes públicos.
La comunicación de la RSC, no es sencilla, por ello es necesario contar con profesionales de la Comunicación Corporativa que sepan gestionar adecuadamente las demandas internas y externas deriva das de la plena asunción de la RSC. Otro de los elementos ligados a la comunicación es la elaboración de informes. Existen partidarios de la elaboración de memorias de RSC, que vienen alabando las ventajas frente a inversores y la reputación de llevar a cabo la RSC. Frente a los que consideran puro marketing.
En cualquier caso, la empresa que desee establecer una política concreta de comunicación, es necesario dibujar un mapa de stakeholders de la empresa y valorando las necesidades de información de cada uno de ellos. En este sentido, es clave que defina no sólo la información sino los canales a través de los que desarrollar dicha comunicación.
Considero que la RSC adecuadamente implantada y gestionada, es una aliada de las empresas en el desarrollo de sus competencias estratégicas. Es catalizadora de la innovación, ya sea porque hace evolucionar su forma de actuar y su propio modelo de negocio o bien porque impulsa el desarrollo de productos o mercados que responden a los nuevos planteamientos sociales y medioambientales de los consumidores y de la sociedad en general.
Me gustaría mencionar que la RSC no puede ser planteada como un acto de fe, puesto que las empresas del siglo XXI que quieran crecer y diferenciarse, deberán apostar por ser responsables y comprometidas con el desarrollo sostenible. En este sentido, los Master de EOI son un buen caldo de cultivo, donde comience a germinar la gestión y el compromiso de los potenciales y actuales directivos/as por la RSC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada