24 junio 2010

Empresas y alcaldes en EU se unieron en una propuesta migratoria bajo el nombre de Partnership for a New American Economy


Los presidentes de varias empresas grandes, entre ellas Hewlett-Packard, Boeing, Disney y News Corp., unieron fuerzas con el alcalde neoyorquino Michael Bloomberg para conformar una coalición que abogue por una reforma inmigratoria que incluya un camino hacia la legalización de todos los indocumentados que residen en Estados Unidos.

Los empresarios dijeron en declaraciones el jueves que sus compañías -y la nación- dependen de los inmigrantes.

"Es nuestra gran fuerza como nación y también es crucial para el crecimiento económico continuo", dijo el presidente y director general de Walt Disney Co., Robert Iger. "Para seguir siendo competitivos en el siglo XXI, necesitamos una reforma inmigratoria eficaz que invite a la gente a contribuir a nuestro éxito común al construir su propio sueño americano".

El grupo, que también incluye a otros alcaldes de grandes ciudades, se llama Sociedad por una Nueva Economía Estadounidense (Partnership for a New American Economy). Enfoca la reforma inmigratoria como un medio para sanear y estimular la economía.

El grupo dijo que respaldará sus posiciones con "la publicación de estudios, la realización de encuestas y foros y el patrocinio de campañas para educar a la ciudadanía".

La táctica es similar a la de la coalición de alcaldes que abogan por el control de las armas, también impulsada por Bloomberg.

En 2006, Bloomberg propuso un plan para crear una base de datos de ADN o huellas digitales de todos los trabajadores que se encuentran legalmente en el país.

El alcalde multimillonario, ex presidente de la compañía de informaciones financieras Bloomberg LP, dijo en ese momento que los aproximadamente 12 millones de inmigrantes indocumentados en el país deberían tener la oportunidad de acceder a la ciudadanía y que la deportación, aparte de ser imposibles, sería un golpe devastador para la economía.

Los legisladores que quieren deportar a todos los indocumentados "viven en un mundo de fantasía", dijo. Últimamente volvió sobre el tema, al declarar que la actual política inmigratoria "es el suicidio nacional".

"No se me ocurre una manera tan directa y contundente de destruir este país como la política inmigratoria", dijo el miércoles. "Educamos a los mejores y más inteligentes y después les negamos la tarjeta verde (la residencia permanente)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada