23 abril 2016

Escuchar es la habilidad más importante de un líder

Imagínate en el escenario en el cual estás a cargo de un reto profesional que demanda de ti el ejercicio del liderazgo. Has sido contratado o promovido para manejar una unidad de negocio, un área funcional o una empresa completa. 
Lamentablemente el título que ostentas en tu tarjeta de presentación no te confiere automáticamente las dotes de líder, sin embargo si has sido seleccionado para el rol es porque o bien tienes la experiencia o bien el potencial para ejercerlo. 
Seguramente cuando te enfrentas a este nuevo reto profesional estarás energizado por la oportunidad de dejar huella y aumenta tu adrenalina ante el desafío que tienes por delante. 
Si te detienes a pensarlo con atención, descubrirás que 70% de los recursos, energía, ideas y experiencia requerida para el éxito de tu "misión" está justo a tu alcance.  Se trata de tu nuevo equipo, aunque en realidad el nuevo eres tú y por ello tienes la responsabilidad de desarrollar la confianza de ellos para que los puedas guiar. 
Como escuchar con intención

Si te intentas posicionar como el "experto" que todo lo sabe ante un equipo que de por sí ya está aprehensivo, solo lograras aumentar la posibilidad de que se resistan...incluso a las buenas ideas! 
Lo primero de debes hacer es escuchar - y hacerlo cuidadosamente, con intención. Tu objetivo debe ser añadir valor rápidamente. Existe diversos nombres para el proceso de escucha (un buen ejemplo, cuando Tom Peters se refiere al “management by walking around”), y cualquier técnica que uses debe estar enfocada en el desarrollo de un proceso de toma de decisiones y sobre todo en el desarrollo de la confianza. 
El razonamiento básico para la escucha activa es lograr el entendimiento conjunto entre las partes. Es muy importante que se replanteen los temas y respuestas varias veces y de varias maneras para asegurarse de alcanzar un entendimiento mutuo. Probablemente, requieras hablar con varias personas y luego tenerlas juntas en el mismo lugar para discutir los temas hasta asegurar el "santo grial" del entendimiento común. No hay espacio para interpretar o asumir ya que esto suele conducir a que se dirijan esfuerzos en direcciones contrarias. El simple hecho de reiterar varias veces lo escuchado permitirá asegurar que todos estén en la misma página. 
Escuchar es crítico, y ahora qué hago?   

Recordemos que nuestro objetivo es añadir valor. Escuchar es una manera sutil de alcanzar un entendimiento sólido de donde está la organización en sus aspectos clave y lo que considera que es importante.

Escuchar es el primer paso crítico en el desarrollo de un sólido proceso de toma de decisiones. No te preocupes en perder tu tiempo en generar reportes, eso déjalo para los consultores. Como ejecutivo tu rol es actuar, implementar y ejecutar! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada