24 junio 2012

El 35% de los usuarios no tiene ningún inconveniente en compartir sus datos




Eric Hazan y Philipp Nattermann, de McKinsey & Company, debatieron sobre el impacto de la gran cantidad de datos en las compañías y se centraron en cinco áreas centrales donde los muchos datos están marcando la diferencia para las organizaciones. Compartieron una mejor manera de comprender la aproximación del consumidor a la información, incluyendo el descubrimiento de que el 35% de los internautas no tenía ningún inconveniente en compartir sus datos con páginas web y compañías, en tanto en cuanto la publicidad que están viendo esté bien dirigida hacia un objetivo. La información es una de las áreas que más rápido está creciendo en este momento, avanzando por la alta tecnología y desarrollando mientras tanto actitudes de consumo cambiantes.

Y no olvidemos el papel de lo móvil, que está llevando a compartir información más rápido, de forma instantánea y estimulado por las oportunidades de geolocalización. Esto se cumple incluso en regiones que típicamente tienen menos acceso digital. Hazan compartió el descubrimiento de que el año pasado, por primera vez, el tráfico digital móvil en la India fue mayor que el acceso desde ordenadores de sobremesa. Esto se está extendiendo a muchas y diferentes industrias a medida que usamos más y más nuestro móvil. Por ejemplo, tomen el hecho de que, en Europa. El 21% de los usuarios móviles usan su terminal para buscar información sobre un producto antes de comprarlo, lo cual es una oportunidad fenomenal para las organizaciones.

Pero, ¿cuál es el impacto del mundo real en esto? Hazan y Nattermann compartieron cinco conceptos clave:

1. Hay una abundancia tremenda de información de uso gratuito

El mundo de la gran información puede parecer a veces inaccesible, particularmente para los negocios pequeños. Pero existe una inmensidad de datos disponibles si uno sabe dónde mirar. Por ejemplo, en lo relativo a la sanidad, los expertos puedes rastrear la probabilidad de coger la gripe con una posibilidad de 1 a 3 relacionado con dónde las búsquedas relacionadas con el nivel de gripe se doblaron en el período de dos semanas.

2. Es válido para su organización

Analizar información es una cosa, pero hacer algo después es otra bien distinta. La gran información se debe usar con cabeza y dejar que se difunda a lo largo y ancho de su empresa. En el sector FMCG, las marcas están ahora rastreando rumores en los social media, pero sólo ahora se está usando para predecir con precisión niveles de ventas. O por ejemplo en la industria cinematográfica, donde hay ahora una correlación del 90% entre la cuota de tuits de un nuevo lanzamiento y la recaudación de taquilla en las dos semanas siguientes. Las decisiones que se toman como resultado de este análisis de datos tienen un coste menor para la organización y resultan en una mejor experiencia por parte del consumidor.

3. Cambia la manera en la que se toman decisiones

La gran información se está infiltrando en diferentes sectores y el social data está permitiendo ahora un cambio real. Tomando el ejemplo de Barack Obama, quien ha dirigido bastante el uso de los social media en política, lo que ahora se está diciendo en la red está impactando en las decisiones que se toman offline, que pueden llevar a cambios fundamentales en la sociedad.

4. La necesidad de cambiar la manera en la que dirige su empresa mediante la gran información

Esto es el último gran reto para las organizaciones. Permitir que el social data influya en las decisiones de su empresa es una cosa, pero es un gran paso para las organizaciones permitir que esta difusión de la información afecte a la administración de la empresa.

5. Hacerlo correctamente

Últimamente, las compañías que emplean correctamente esta gran cantidad de información tendrán una ventaja económica masiva sobre sus competidoras. Se necesita inversión y hacer compras en beneficio del social data. Pero si lo hace correctamente habrá un impacto notable y concreto. Por ejemplo, en el sector estadounidense minorista, el análisis de la información ha devenido en ahorros en costes de un 60%, mientras que en el sector sanitario aplicar los resultados de estas informaciones puede resultar con un ahorro de 300 billones de dólares al año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada