25 agosto 2010

La bicicleta que cabe en un bolso




Muchas veces el principal problema de viajar en bici es la incomodidad a la hora de guardarla. En muchos sitios no hay lugares habilitados para dejarla, o no quieres aparcarla a la intemperie con las funestas consecuencias que puede acarrear, como el robo o deterioro por culpa del clima. Y es una pena, porque andar en bicicleta ayuda a reducir el calentamiento global y la dependencia del petróleo.

Pensando en este problema, los diseñadores de Kindfolk y Coat han diseñado una bicicleta que cabe en un bolso.
Han creado dos modelos: la “International” y la “City”. La primera es un modelo de carreras, como las que usan los profesionales en las grandes vueltas ciclistas por etapas, que se desmonta fácilmente y se almacena en una bolsa de cuero diseñada por Nivaldo de Lima.


La “City”, como su nombre indica, es más para ciudad, parecidas a las que utilizan los trabajadores japoneses para ir a sus oficinas y se guarda dentro de un maletín Brooks. De hecho el maletín lo puedes transportar de manera sencilla en el mismo travesaño de la bicicleta.

En principio estaban pensadas como “obras de arte”, pero dada su funcionalidad, se comenzaron a vender. Así que si te interesan, vas a tener que tirar de billetera, porque la “International” cuesta 2,450 libras (alrededor de US$3.815) y la “City” 1.255 libras (unos US$1.955). Esperemos que al ser desmontables no pesen un quintal y nos dejemos la espalda, los riñones y la salud acarreando con la bici a todas partes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada