05 agosto 2010

59 nuevos genes en el rompecabezas del colesterol


Un equipo internacional de científicos acaba de identificar 95 genes, 59 de ellos desconocidos, relacionados con el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Es el resultado del mayor estudio de este tipo realizado hasta la fecha.

Este descubrimiento que aparece publicado el jueves en la revista Nature abriría las puertas a nuevas oportunidades terapeúticas para todos aquellos que sufren enfermedades del corazón, actualmente la primera causa de mortalidad en muchos de los países desarrollados del mundo.

También sienta las bases para que los exámenes genéticos puedan ayudar a predecir el riesgo de padecer un ataque al corazón.

El estudio es el más extenso de todos los realizados hasta la fecha y contó con la participación de 117 instituciones distinas y 100.184 personas de origen europeo y 35.000 de fuera de Europa.

A los participantes se les tomó muestras de sangre y se les midió el nivel de grasa en circulación, incluidos el colesterol y triglicéridos, y después se rastreó su ADN, estudiando hasta 2.500.000 variantes genéticas de cada uno en una maraña de datos que aportó nuevas revelaciones.

Un paso en el camino

De los 95 genes que se identificaron que contribuían a subir o bajar los niveles de buen y mal colesterol en la sangre y los triglicéridos, 59 eran desconocidos y muchos se encontraban en lugares cromosómicos no relacionados antes con el colesterol.

Los resultados de los análisis demostraron que tanto en europeos como africanos o asiáticos todas las variaciones influían en la regulación de estos elementos.

Tres de las variantes genéticas descubiertas podrían servir para producir medicamentos destinados a reducir el riesgo de infarto.

El cuerpo necesita colesterol y triglicéridos para lograr energía y construir membranas celulares, pero demasiado colesterol puede ocasionar serios problemas de salud.

El colesterol se divide entre malo y bueno. El primero se denomina LDL y se deposita en la pared arterial degenerando en problemas del corazón.

El colesterol bueno o HDL elimina en cambio la grasa de las arterias y la transporta al hígado donde se elimina. El colesterol malo está estrechamente relacionado con la posibilidad de sufrir infarto.

"Aunque es un primer paso en el camino aún queda mucho por recorrer. La buena noticia es que cuanto más sepamos sobre la regulación del colesterol, más facil será encontrar medicamentos que ayuden a prevenir enfermedades del corazón" dijo a la BBC Peter Weissberg, director de la Fundación Británica del Corazón.

Fuente: BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada