23 febrero 2013

Cómo construir nuestra marca personal

El Personal Branding o Marca Personal está de moda. 
Han surgido gurús en la materia, conferenciantes por doquier y ya hay escritos ríos de tinta sobre el tema. El tema desde luego vende.

Lo que no tengo tan claro es si los que leen esos artículos o asisten a esas conferenciantes se llevan una idea clara de qué es lo que hay que hacer para crear una Marca. Yo en algunos casos de charlas a las que he asistido al final el mensaje resumen que me llevo es que tengo que tener mi perfil en las redes sociales, que éste ha de ser coherente en todos los medios que utilice y que tengo que participar, escribir en los grupos de interés, opinar. Y si es posible también crear mi propio blog.
Pero la pregunta es ¿y de qué escribo en el blog y en todas esas redes sociales? Y sobre todo ¿le va a interesar a alguien lo que yo escriba? Porque igual resulta que en vez de crear mi Marca lo que hago es destruirla.
Antes de empezar a abordar el tema vamos a aclarar conceptos: ¿Qué es la Marca Personal? El termino Marca proviene del marketing. La Marca es un signo que distingue a un producto o servicio en el mercado. 


Por tanto para crear nuestra Marca hemos de abordar dos aspectos: determinar que signos nos distinguen a nosotros sobre el resto por un lado y por otro determinar quién es nuestro mercado (a quien le interesa nuestro producto).
Tu marca personal
Este segundo aspecto es el que generalmente se obvia cuando se habla de Marca Personal, el del mercado. Mi Marca no tiene sentido si no es “deseada” por nuestro público objetivo.
Todos los marketinianos (que son los que crean las Marcas) estarán de acuerdo que dónde primero hay que mirar es al mercado, estudiar sus necesidades y teniéndolas claras es cuando tenemos que ver que atributos de los que busca el mercado tengo yo para posicionarme con fuerza dentro de el mismo.

Es decir ¿de qué me sirve a mí posicionarme como virtuoso del piano si lo que busco es que me vean como profesional de las matemáticas? Me sirve básicamente para confundir a la audiencia, esto por poner un ejemplo extremo. 

Por tanto, antes de ponernos a hacer nada, tenemos que saber de forma precisa qué es lo que busca mi mercado objetivo y ver cuáles de esas características tengo yo. 

O, ¿de qué me sirve contar todos los lenguajes informáticos en que puedo programar si lo que quiero es pasar de técnico a gestor? De poco, porque me seguirán viendo como un técnico.
¿Y cómo estudiamos nuestro mercado? De muy diversas maneras: tenemos que analizar Job descriptions o descripciones del puesto que nos gustaría conseguir, de ahí obtendremos exactamente información sobre los requisitos y funciones del puesto, podremos comparar con nuestro perfil para sacar nuestras fortalezas relevantes para esa posición.
Esa información será una pieza fundamental a la hora de elaborar nuestro elevator pitch. 
También hemos de construir nuestro network de personas que trabajen en esos sectores o en esas funciones de nuestro interés para llevar a cabo entrevistas informativas. Hoy esta tarea es muy fácil a través de linkedIn, por ejemplo buscando a los Alumni de nuestra Universidad o Escuela de Negocios. Y por supuesto sin olvidar el networking offline acudiendo a eventos y conferencias relevantes.
Una vez terminada la recogida de información estaremos en disposición de hablar y opinar y en base a nuestras fortalezas ofrecer soluciones a nuestro público objetivo. 
En conclusión, sabiendo a quien queremos dirigirnos será fácil buscar los medios que necesito para hacer llegar mi mensaje. Y conociendo las necesidades de mi mercado, sabré exactamente que características he resaltar en el mismo.
Aún teniendo ese conocimiento, la tarea no es fácil, porque ¿ yo soy más experto que otros en determinada materia? Pues igual no. Es decir tenemos que tener claro que estamos aportando valor a nuestra audiencia, repetir o forwardear lo que han escrito otros no nos diferencia. Indica que me interesa el tema, que estoy informado, pero no que soy el experto. Convertirse en un experto requiere foco, tiempo y estudio. Es posible, pero no se consigue yendo a una conferencia de Personal Branding, me temo.


Fuente: America Economia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada