06 septiembre 2011

Ellos duermen menos y ellas se quejan mas.

Él duerme. Ella duerme. Ellos duermen de forma diferente.

Las mujeres tienden a dormir más profundamente y se despiertan menos veces durante la noche que los hombres. También sobrellevan mejor algunos de los efectos de la falta de sueño, según estudios recientes. Aun así, los hombres dicen estar más satisfechos con la cantidad y calidad de su descanso que las mujeres.

Dormir suficiente es importante para mantener una buena salud. Los científicos están centrando cada vez más sus estudios en las diferencias entre hombres y mujeres para encontrar, por ejemplo, las razones por las que las mujeres suelen sufrir más de insomnio. Algunos investigadores sugieren que las variaciones en los patrones de sueño pueden explicar por qué las mujeres viven más que los hombres.

"En promedio, las mujeres duermen más y tienen mejor salud. Ahí puede haber una relación", explica Daniel J. Buysse, profesor de psiquiatría y ciencia clínica y translacional de la Universidad de Pitttsburgh. Las dificultades en el descanso se han ligado a enfermedades crónicas.

Según algunos estudios, las personas que duermen con una pareja se levantan más y tienen un sueño menos profundo, pero estas personas dicen que dormir con la persona que aman es más satisfactorio.

Los hombres y las mujeres tienen distintos relojes corporales. El "período circadiano" promedio de los hombres era de 24 horas y 11 minutos, seis minutos más que el de las mujeres, según un estudio presentado en junio durante la asamblea anual de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño. Aunque seis minutos no parecen gran cosa, los efectos aumentan con los días.

Durante el estudio, en el que participaron 157 personas saludables, los hombres tenían períodos circadianos que excedían las 24 horas y por tanto estaban predispuestos a acostarse y levantarse más tarde. Por el contrario, el doble de mujeres tenía un reloj corporal de menos de 24 horas por lo que se acostaban y levantaban antes. "Eso puede complicar mantener el sueño al final de la noche", lo que contribuye al insomnio de las mujeres, dice Jeanne F. Duffy, profesora asociada de la Facultad de Medicina en Harvard y autora principal del estudio.

Para ambos sexos, el período circadiano que no está sincronizado con el reloj de 24 horas puede ser la causa de la falta de descanso conforme avanza la semana. Las personas con un reloj biológico corto podrían incrementar su exposición a la luz en la noche y eliminarla en la mañana. Los noctámbulos deben hacer lo contrario. Tratar de recuperar el sueño durante el fin de semana sólo agrava el desfase del reloj biológico.

Un estudio reveló que las mujeres duermen en promedio siete horas y 43 minutos por la noche, 19 minutos más que los hombres. Y tardan 9,3 minutos para cerrar los ojos mientras que los hombres 23,2 minutos. Los investigadores dicen que se necesitan más estudios para determinar por qué las mujeres se suelen quejar más por la falta de sueño.

Ellas tienen más capacidad para hacer frente al desvelo probablemente porque tienen el sueño más profundo, según un análisis reciente del comportamiento de personas que no dormían lo suficiente durante la semana y trataban de compensar el sábado y domingo. Tras cinco noches con apenas seis horas de sueño hombres y mujeres fueron sometidos a pruebas que medían sus tiempos de reacción y velocidad, entre otras variables. Las pruebas revelaron un fuerte deterioro en la respuesta pero las mujeres tuvieron un mejor desempeño y se recuperaron más rápido del desvelo.

Estudios muestran un metabolismo de la glucosa elevado en partes del cerebro de gente que sufre insomnio por lo que aún cuando estén durmiendo, su cerebro no descansa.

Fuente: Wall Street Journal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada